El fútbol no se libra del temporal y alrededor de 30 partidos se han tenido que suspender