Le saca la lengua de la boca al portero rival y le salva la vida... ¡40 segundos de tensión!