La tremenda patada del segundo del ranking de la UFC a su compañero de entrenamiento