Florentino Pérez, notablemente desencantado en el día de la foto del Real Madrid