El Flamengo, campeón de la Libertadores con sabor español y rojiblanco