La selección que no conoce el vértigo: España buscará su segunda medalla de oro en una Copa del Mundo FIBA