La filosofía de Ernesto Valverde para el Barcelona: posesión, ataque y cantera