El fichaje de Coutinho no cierra las puertas del Barça a Griezmann