Una marea azul en Oviedo se congrega enfrente del museo de Alonso para ver su última carrera en la Fórmula 1