La felicidad de Nadal tras ganar su undécimo título en Montecarlo