Las claves de la felicidad de Cristiano: marcó, celebró la victoria y volvió a sonreír