Federer y Nadal, dos entrenadores de lujo para Fognini: "No quiero más negatividad"