La falta de entendimiento entre Setién y los jugadores, clave en la derrota ante el Valencia