Una telaraña con cuerdas suspendida en el vacío: da vértigo sólo con verla