Con este estruendoso rayo mejor dejar el surf para otro momento