El puñetazo a Pascal Papé fue una 'venganza' por otra agresión en el Seis Naciones