Increíble: da tres vueltas de campana y puede continuar la carrera