¡Alucinante lo de este esquiador en su descenso entre dos pequeñas paredes!