Rosell y el abrazo con Bartomeu en su primera noche en libertad sin fianza