Terminó la Supercopa y terminaron los derechos de la mujer: el espejismo de la igualdad en Arabia