Les roban la equipación y las rivales organiza una colecta para poder jugar el partido