La épica narración de un argentino a su hija mientras se maquilla