El entrevistador alucina con la efusividad de las palabras de Maradona tras ganar un partido