La entrevista imposible de Manolo Lama a un camello en las calles de Marrakech