La reventa para el partido entre River y Boca del Santiago Bernabéu ya supera los 3.000 euros por entrada