¡Se le enredan los dos paracaídas en un descenso de infarto!