El enfado de la afición con el Barcelona