La encerrona que le espera al Real Madrid en su visita a París