Luis Suarez cumplió su promesa de regalar su camiseta a Mateo, el niño con cáncer