Un enfrentamiento entre los ultras del Everton y el Millwall deja a un hombre con la cara rajada