Kevin Durant destroza a los Clippers y los Warriors recuperan el factor cancha