¡20.000 dólares de un plumazo! La canasta que volvió loca a la NBA