El doblete más fugaz de Cristiano: dos goles en 128 segundos