La doble lucha de María Caamaño: sarcoma de Ewing y Covid-19