"No podemos llevar falda ni ir al gimnasio", las periodistas españolas narran cómo es cubrir la Supercopa