El Besiktas sale al rescate y se presta como puente para que Costa fiche por el Atlético