Así ha destrozado Balaídos el duro temporal que azota a Galicia