La desolación del descenso en la afición y jugadores del Sporting de Gijón