El descubridor de Diego Costa asegura que con 17 años ya destacaba sobre los de 30