El derribo del Calderón trae un enfrentamiento entre ecologistas y el Ayuntamiento de Madrid: "El río quedará perfecto, limpio y con su cauce habitual"