Franceses...¡así es la vida!