Los defectos del Liverpool que el Real Madrid quiere aprovechar