La canción dedicada a la memoria de Miki Roqué que hizo llorar a Carles Puyol