La gran decisión de Zidane: elegir 11 jugadores en una plantilla de 37 futbolistas