El gris debut de Griezmann con el Barcelona: El francés tan solo tocó cuatro veces la pelota en zona de ataque