De Jong llegó al aeropuerto de Barcelona con una camiseta blanca y salió de él con un polo del Barça