La curiosa broma de Gareth Bale en el museo de cera de Madrid