Así vivió Cristiano el Clásico: de la buena imagen del primer tiempo, al desastre