Cristiano busca su círculo perfecto de títulos: conseguir el mundial y el balón de oro