Ronaldo se convierte en el primer futbolista en la historia en ganar la liga en Inglaterra, España e Italia